La Hora en Perú es:
Tiempo Universal Coordinado (UTC):
¡La Luna ahora!
FASE LUNAR
Actividades de E&U
¡Síguenos en Facebook!
Ecovida y Universo en tu celular
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

TIPS ECOLÓGICOS (en ingles)
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar

No permita que esto le suceda a nuestro planeta

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No permita que esto le suceda a nuestro planeta

Mensaje por Admin el Lun Abr 22, 2013 2:40 am

El ozono huele mal. La gente que lo respira se retuerce porque arden sus pulmones. La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por su acrónimo en idioma inglés) clasifica el ozono que se encuentra a nivel del suelo como contaminación del aire.

Sin embargo, sin él, la vida en la Tierra sería imposible.

Una frágil capa de ozono, que se encuentra 25 kilómetros por encima de la superficie de la Tierra, es todo lo que se interpone entre nosotros y algunos de los más dañinos rayos UV del Sol. La molécula de ozono, cuya fórmula química es O3, bloquea la radiación que, de otro modo, podría quemar la piel y causar cáncer. En Marte, donde no hay una capa de ozono para proteger al planeta, los rayos UV solares penetran hasta la superficie con un efecto mortífero, dejando al planeta, el cual aparentemente no tiene vida, desprovisto de incluso las más simples moléculas orgánicas en los primeros milímetros de suelo marciano expuesto.

Con el fin de monitorizar la capa de ozono de nuestro planeta, la NASA está a punto de lanzar el sensor de ozono espacial más sofisticado de la historia: SAGE III (Stratospheric Aerosol and Gas Experiment, en idioma inglés o Experimento sobre Gases y Aerosoles Estratosféricos, en idioma español), el cual será instalado en la Estación Espacial Internacional (EEI, por su sigla en idioma español) en el año 2014.


Un nuevo video (inglés) de ScienceCast explica cómo hará SAGE III para monitorizar la recuperación de la frágil capa de ozono de la Tierra desde la Estación Espacial Internacional.
"La EEI está en la órbita perfecta para SAGE III", dice Joe Zawodny, quien es un científico del proyecto del instrumento en el Centro de Investigaciones Langley. "Podrá monitorizar el ozono en toda la Tierra durante todas las temporadas del año".

SAGE III emplea al Sol y a la Luna como fuentes de luz. Cuando cualquiera de estos cuerpos aparece o desaparece detrás del borde de la Tierra, SAGE III analiza la luz que pasa a través de la atmósfera de nuestro planeta. El ozono y otras moléculas absorben longitudes de onda específicas, y esto revela su densidad, temperatura y localización.

"Esencialmente, SAGE III analiza los colores del atardecer con el objetivo de rastrear el ozono", dice Zawodny. "Suena romántico, pero esto es auténtica ciencia".

Los investigadores comenzaron a preocuparse por el ozono a principios de la década de 1970 cuando los químicos Frank "Sherry" Rowland y Mario Molina, de la Universidad de California, testificaron ante el Congreso de Estados Unidos que los CFC artificiales (ingredientes clave de los aerosoles comunes) podían destruir el ozono en la estratósfera. Sus miedos no tardaron en materializarse. En 1985, investigadores que trabajaban en el Sondeo Antártico Británico anunciaron concentraciones de ozono anormalmente bajas encima de la Bahía Halley, en el Polo Sur. Nuestro planeta tenía un "agujero de ozono", y estaba creciendo rápidamente.

En lo que fue una impresionante muestra de cooperación internacional, un tratado sobre el ozono se negoció en tan solo dos años. El Protocolo de Montreal reglamenta la producción de CFCs y de otros agentes químicos que destruyen el ozono. Firmado originalmente en el año 1987, el protocolo desde entonces ha sido ratificado por todos los miembros de la Organización de las Naciones Unidas.


La luz de la Luna que brilla a través del borde de la atmósfera de la Tierra revela su contenido de ozono a SAGE III.

Cuando SAGE III arribe a la estación espacial, medirá el ozono en la atmósfera más profundamente que nunca, alcanzando así la tropósfera, que es el área por donde vuelan los aviones y vive la gente.

"Desde la EEI, SAGE III obtendrá una visión global del ozono troposférico", dice Zawodny. "Sospecho que habrá algunas sorpresas en esas mediciones".

Zawodny está ansioso por averiguar qué encontrará SAGE III en la estratósfera inferior, encima de los trópicos. "La recuperación del ozono en esos lugares está ligada a los gases de efecto invernadero como el CO2. Dado lo que sabemos ahora sobre el incremento de las emisiones de efecto invernadero, es posible que, en los trópicos, el ozono nunca regrese al nivel que tenía en la década de 1980".

SAGE III también escudriñará las regiones del Ártico. Usando la Luna como fuente de luz, SAGE III puede detectar el ozono durante la oscuridad del invierno polar, situación en la que otros satélites tienen dificultades para ver.

Esto basta para que un científico riguroso se torne elocuente al respecto: "Las imágenes de la salida y de la puesta de la Luna y el Sol son dramáticas y espectaculares", dice Zawodny. "El juego entre la fuente de luz y el ambiente deleita los sentidos y provoca la imaginación. La habilidad que tiene SAGE III para convertir esas impresiones en algo más significativo es un gran placer".

En otras palabras, permanezca atento para conocer interesantes datos sobre el ozono.


Preparándose para el lanzamiento: SAGE III en el laboratorio, en el Centro de Investigaciones Langley.

Fuente NASA en Español

Admin
Admin

Cantidad de envíos : 1446
Fecha de inscripción : 13/07/2009

Ver perfil de usuario http://ecovidayuniverso.foroes.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
Crear foro